capoeira

La practica de la capoeira

La practica de la capoeira se trabaja la coordinación motriz, mejora la flexibilidad, equilibrio y destreza, alivia las tensiones del día a día, proporciona creatividad y libertad de movimientos.

 

Es recomendable a todas las edades, pero al comenzar en la niñez y la adolescencia será más fácil lograr un buen nivel, además de beneficios para su salud.

 

Es ideal para que los niños que no les gusten demasiado los deportes convencionales lo prueben ya que es muy divertido.

 

La capoeira se practica en grupo por lo que las personas que son tímidas o con algunos problemas para relacionarse con otras les puede hacer muy bien esta disciplina.

 

Más sobre sus beneficios

 

  • Integración social
  • Se enriquece de historia y cultura
  • Mejora la resistencia física
  • Ayuda a tener más concentración mental
  • Mejora el equilibrio, agilidad, flexibilidad y fuerza del cuerpo
  • Mejora la salud cardiovascular, pulmonar y muscular
  • Ayuda a quemar muchas calorías por lo que se reduce o mantiene el peso
  • Aumenta la autoestima de la persona
  • Mejora la circulación de oxigeno en el cuerpo
  • Reduce la tensión nervioso y el nivel de estrés
  • Le otorga mucha flexibilidad a las articulaciones por lo que previenen enfermedades y lesiones en esta parte del cuerpo
  • Reduce el nivel de colesterol en sangre
  • Regula la presión arterial

La Capoeira

 

 

Alrededor del S.XVI, fueron llevados a Brasil una inmensa cantidad de esclavos negros procedentes de todos los lugares en los que Portugal tenía colonias (Angola, Congo, Guinea etc…) estos esclavos eran transportados en los llamados “navíos negreros”, y la causa de tal movilización de esclavos, fue la necesidad de personas que realizaran la cosecha de caña de azúcar.

 

Fue en las “Senzalas” (Lugar en el que vivían y dormían los esclavos) donde se produjeron las primeras manifestaciones de capoeira ante la necesidad de libertad que tenían estos esclavos, empezaron ocultando la lucha en bailes, para que los vigilantes no se la prohibieran. Una de las leyendas existentes afirma que fueron mezclando movimientos que veían de animales con la malicia que observaban de los blancos. Aplicando esta forma de lucha los esclavos provocaron muchas revoluciones en las que intentaban escapar, y algunos lo conseguían. Al escapar, éstos se organizaban en “Quilombos”, que eran comunidades de esclavos fugitivos situadas en lugares de difícil acceso, donde continuaban practicando capoeira.

 

Tiempo después, los blancos fueron desarticulando todos los quilombos existentes, incluído el de Palmares, el más grande, que constituía prácticamente una ciudad africana. Es por ello que los negros (antes esclavos) permanecieran libres, como los esclavos que habían sido liberados hace mucho tiempo, y se fueran a las ciudades. Es ahí donde no tardaron en organizarse en grupos denominados maltas (a la formación de éstas, aparte de los negros que residían libres en las ciudades, ayudó la abolición de la esclavitud, lo que hizo que muchos de los antes esclavos, se unieran a las maltas), que se dedicaban a provocar disputas en fiestas populares y demás eventos públicos, además de la constante lucha y rivalidad que existía entre ellas. Ésto fue reforzando el carácter marginal de esta lucha, lo que hizo que su simple práctica se prohibiera. Las maltas eran utilizadas por las mafias y existían en la clandestinidad.

 

El año 1831 estuvo marcado por las temibles hazañas de las maltas y los capoeiristas; éstos eran incluso contratados por políticos para la extorsión. Hasta entonces la ley castigaba la práctica de la capoeira con 300 azotes y el calabozo, pero el mayor auge de la represión sobrevino cuando, en 1890, queda instituida la deportación de los que practicaban capoeira a la isla “Fernando de Noronha”.

 

Las maltas fueron desorganizadas en Bahía cuando se convocó la guerra de Paraguay en 1864, mientras que las de Recife solo acabaron finalmente cuando el juego volvió a ser “brincadeira” (para diversión), alrededor de 1912.

 

De 1890 a 1937 , la capoeira fue considerada crimen inscrito en el código penal de la república; la simple práctica de algún movimiento de capoeira en la calle daba hasta 3 meses de prisión.

 

Fue por eso , por la visión marginal que se tenía de la capoeira y por la entrada de las artes marciales asiáticas en todo el mundo, por lo que Manoel Dos Reis Machado -Mestre Bimba- crea la capoeira regional, para salvar la reputación de la capoeira y para combatir la moda de la práctica de artes marciales asiáticas. Con la creación de la capoeira regional intenta crear en la capoeira un ambiente más deportivo, quitándole la malicia y praticándola como método de mejora para la salud física y psíquica.

 

En 1953 el gobierno que entonces mandaba en Brasil “liberaliza” la capoeira, después de ver una exhibición en palacio, y la consideran como “deporte genuinamente brasileño” (según Geúlio Vargas, el entonces presidente). Es así como todas las manifestaciones de cultura afro-brasileñas, resurgen de la marginación y como la capoeira toma 2 caminos o vertientes : – Angola (capoeira mas antigua, con mucha malicia, cuyo máximo representante fue Mestre PASTINHA) – Regional (capoeira deportiva, festiva, acrobática, cuyo creador fue Mestre BIMBA)

 

Manoel dos Reis Machado nació en Salvador, Bahia, el 23 de noviembre de 1900, en el barrio de Engenho Velho, freguesia de Brotas. Su sobrenombre se lo ganó luego de nacer, según él, debido a una apuesta hecha entre su madre y la partera. Su madre, doña Maria Martinha do Bonfim, decía que daría a luz a una niña. La partera afirmaba que sería hombre. Apostaron: perdió doña Maria y el hijo, Manoel, ganó el sobrenombre que le acompañaría la vida entera (Bimba es como se conoce en el lenguaje popular de Bahia al órgano genital masculino). Era hijo de Luís Cândido Machado, batuqueiro famoso del barrio (batuque – “la lucha brava, con quedas, con la cual el sujeto lanzaba al otro al suelo” – Diccionario Capoeira do Brasil). Comenzó a aprender capoeira con 12 años de edad, en la antigua Carretera das Boiadas, hoy barrio da Liberdade, en Salvador, con un africano llamado Bentinho, capitán de la Cia. de Navegação Bahiana. Se convirtió en un eximio practicante de la capoeira en su forma tradicional, destacándose por la espectacular habilidad combativa. En la época en que comenzó a practicar, la Capoeira aún era bastante perseguida, y Bimba contaba:

 

“En aquel tiempo, La Capoeira era algo para carretonero, trapero, estibador o pillo. Yo era estibador, pero fui un poco de todo. La Policía perseguía a un capoeirista como se persigue a un perro enfermo. Imagine solo que uno de los castigos que daban al capoeirista que fuese apresado peleando era amarrado de una mano a la cola de un caballo y de la otro a otro caballo; los dos caballos eran soltados y puestos a correr en carrera hasta el cuartel. Comentaban hasta por chiste, que era mejor pelear cerca del cuartel, ya que hubo muchos casos de muerte. El individuo no aguantaba ser arrastrado en carrera por el suelo y moría antes de llegar a su destino: el cuartel de policía.”

 

Después, descontento con la descaracterización por la cual pasaba la capoeira, transformada en el “plato del día” para pseudo-capoeiristas que la utilizaban apenas para exhibiciones en las plazas para los turistas; Mestre Bimba introdujo modificaciones importantes en los códigos de la capoeira, viniendo por eso a ser llamado “el Lutero de la Capoeira”.

 

Fue el primer capoeirista en constituir una academia de capoeira. Fue en 1932, en Engenho Velho de Brotas, y fue también el primero en conseguir un registro oficial del gobierno para su academia, llamada Centro de Cultura Física y Lucha Regional. Todo esto en un período en que Brasil estaba bajo un régimen de fuerza y las leyes penales consideraban a los capoeiristas como delincuentes peligrosos. Por eso tuvo el cuidado de retirar la palabra “Capoeira” de la academia que fundó.

 

La enseñanza de su capoeira fue calificada por la entonces Secretaria de Educación, Salud y Asistencia Pública como enseñanza de educación física. Sus innovaciones (entre las cuales estuvo la introducción de una metodología de enseñanza) originaron una “nueva visión de mundo” en el ambiente de la capoeira. A partir de sus modificaciones la Capoeira comenzó a ganar alumnos de la clase media blanca. Mestre Bimba dio aires atléticos al juego y atrajo a las mujeres, hasta entonces excluidas de las rodas..

Mestre Espiga

www.capoeirarj.com

Rio de Janeiro-Brasil

Mestre Semente

www.capoeiracatalunya.com

Terrassa-Barcelona

Capoeira Brasil

Calle Transversal, 221

Terrassa-Barcelona

 

Contactar

+34 666.447.351 / +34 627.116.144

info@capoeiracatalunya.com

¡Síguenos!

Copyright © All Rights Reserved